Buscar

TODOS ESTÁN MUERTOS, la ópera prima de Beatriz Sanchís


La muerte, una inquietud que se ha pensado de muchísimas maneras. Literatura, cine, filosofía, han intentado acercarse al mundo de los muertos por caminos diversos. Un mundo que constituye un peligro, un miedo, una fascinación profunda, esa noche lejana que habita nuestra cotidianidad. Beatriz Sanchís recoge el guante para introducirnos en una imprevisible noche de los muertos a la mexicana, con tintes de realismo mágico.

La directora crea una fábula insólita y bizarra. Un universo imperfecto, cargado de brujería, de amores suicidas, de ternura adolescente, de maternidades difíciles,…que transcurren en una escena poblada de los más variados fetiches de la cultura vintage. La música electrónica de los Akrobats y los trazos de estética punk nos llevan con facilidad hacia los ochenta. Sorprende la manera en que Beatriz Sanchíz se acerca a un tema tan trillado como el de las familias rotas, para hacerlo bailar por otros derroteros.

Es inevitable dejarse envolver por la agorafobia de una magnética Elena Anaya, que marca el tempo de la historia. Las altas dosis de surrealismo suavizan el drama de un film sin-vergüenza, original, inclasificable.

#cine #avalon #elenaanayabeatrizsanchis #todosestanmuertos

0 vistas
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean

Estéticas del pensamiento

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean